Serenata del 3 de enero de 2009

Las olas crepitan en el fuego de un océano encendido sin pasión pero con descaro. Imagino el sonido de la espuma al llegar a la playa y la brisa helada de enero buscando refugio entre la arena intacta y desierta, apenas alguna roca o concha, apenas alguna huella inoportuna. Puedo, si me lo propongo, escuchar … Sigue leyendo Serenata del 3 de enero de 2009

Anuncios