Hay un eco que persigue

Hay un eco que persigue

A cada cual -el mío no entiende

La alegría del campo abierto

Mas sobrevive gustoso al aliento salvaje

Del bosque despreocupado

Que entierra -gusanos vivos junto

A cuerpos que no dicen nada-

Tierra que el fuego arrasó

Junto a brotes que aún no

Han sufrido.

Anuncios