‘El hogar es tan triste’ de Philip Larkin. 1964

El hogar es tan triste. Permanece como si fuese abandonado,

Moldeado al confort del último en marcharse

Como para ganarles de vuelta. En cambio, despojado

De cualquiera a quien complacer, se marchita así,

No teniendo corazón para poner a un lado el ultraje

 

Y vuelve de nuevo a cómo empezó,

Un complacido disparo a cómo las cosas deberían ser,

Una amplia y larga caída. Puedes ver cómo era:

Mira las fotografías y la cubertería.

La música en la banqueta del piano. Aquella vasija.

 

Anuncios

Deja un comentario / Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s